ADEMANES INCONGRUENTES

56-126497-roberto-matta-1Arte: Roberto Mata

Tiemblo

la taza se derrama en el traje impecable

de la noche

Un ataque de pantomima

espanta las palomas en la manera de decir

y entre los dedos

se desanima el gesto

mimesis de luto

que desarticula la audiencia

Es un neuma de ademanes defectuosos

que en la oscuridad del miedo

sabe a café

manifestación de sentimientos mudos

con acento de afectación

en el viraje de los movimientos

Es una mancha en las gafas

que no deja ver la mejilla roja

son los colores del tropiezo

que se concentran en el mohín de la luna

al pasar por la ventana

el amor baila tu nombre

es monería en el asombro de la oscuridad

guiño, regate en el respingo

garabato en la garambaina

o torcedura de gesto

sin provecho

que aprovecha el azúcar

de tus manos.

©Julie Sopetrán

 ruano-gestos1

~ por Julie Sopetrán en 8 diciembre, 2013.

8 comentarios to “ADEMANES INCONGRUENTES”

  1. Muchas gracias Isabel. Un fuerte abrazo.

  2. ¡Muy bueno!

  3. De la percepción del instante, gestos torpes o guiados, te nace el inconformismo y hábilmente lo conviertes en estado de gracia buscando refugio en el recuerdo y el amor baila tu nombre diluido en el dulzor de la caricia. Bordas versos de filigrana querida Julie, haces acrobacias en el cordel de las palabras.
    Besos de fin de año.

  4. Disculpa mi retraso en visitarte, voy mal de tiempo.

    Las incongruencias no revelan el verdadero talante, ni la visión, ni la esencia fiel, humilde y desnuda, pero sí nos hacen imperfectos, que es lo que somos. Puede haber contradicciones que sean una huida o tal vez en un momento determinado, la única salida.
    Un poema cincelado, muy bueno. Me has hecho pensar.
    Un beso Julie

  5. Y detrás de esos gestos al parecer incongruentes se esconden verdades, casi absolutas, que sin ellos se perderían en una nada que no nos favorecería.
    Como siempre, Julie, me dejas sin palabras, querida.

    Mil besos…

  6. Perfecto. Esas incongruencias son parte de nuestra vida. Se cuelan en cada instante cuando hacemos lo que no deseamos y hasta sin sabernos, estos gestos incongruentes, declaran una verdad.
    Un besito

  7. Gracias Marinel, me alegra conocer tu opinión, cuando escribí ese poema pensé en la inconformidad, en la falta de correspondencia al gesto emitido, en la conveniencia del instante, incluso en esos momentos, del tropiezo fortuito, inoportuno, impensable… Pero acepto y comparto tu opinión, todo, tiene un por qué y trato de expresar precisamente mis debilidades unidas a las que me rodean. Tal vez debiera cambiar el adjetivo o dejarlo sólo en Ademanes. Agradezco tu comentario. Y lo tomo en cuenta. Muchas gracias.

  8. Yo no creo en los ademanes incongruentes, Julie, todo tiene un por qué, todo gesto es movido con afectación, con hilos invisibles del sentir y hasta en el dolor de lo oscuro, un débil sorbo de luna se nos derrama por dentro haciéndonos títeres de su influjo.
    Y las manos, las manos Julie, son fiel reflejo de este habitáculo que somos, nos tiemblan, tartamudean, guiñan.
    Somos ramaje al fin y como tal nos movemos, a veces, de forma pintoresca, sí, pero no incongruente.
    O esa es mi humilde opinión, claro!🙂
    Muchos besos.

Gracias por tus palabras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: