ESPERANDO QUE ME CAMBIEN UNA RUEDA DEL COCHE

TÓRTOLAS

Un minuto esperando
puede ser un infierno
o puede ser el instante más feliz
puede ser lo que sea
en el suspiro
y es lo que es adentro
en lo infinito
eso tan dulce y tan amargo
un viento suave
dos tórtolas
los cisnes
el temblor invisible
el asombro
los miedos refugiados que gritan
en las orillas
de los pasos perdidos
puede ser la nostalgia
que enzarza nuestros ojos
llenándonos el tiempo
de lluvia
y es la caricia de un sueño
que se desliza por el hielo
de la ausencia
en los acantilados…
un minuto esperando
es la eternidad
bajo las estrellas
que ríen la sublime esperanza
de saber que estás cerca
y todo pasa
y todo es
porque existes…

 

©Julie Sopetrán

 602265_453165978060010_267191997_n

~ por Julie Sopetrán en 22 septiembre, 2013.

9 comentarios to “ESPERANDO QUE ME CAMBIEN UNA RUEDA DEL COCHE”

  1. Delightful🙂

  2. Querida Julie de algo tan prosaico como el minuto de espera para un cambio de rueda, real o metafórico, da lugar a un poema, en el que a través de él, podemos descubrir al leer, la belleza inmensa de cuánto nos rodea y de lo que somos y tenemos.
    Un beso

  3. Estamos cerca a todo, querida Julie, todo puede pasar…hasta la misma muerte nos puede sorprender cuando más inspirados estamos en la vida. Y si escribes con tan bella inspiración es porque existes y sientes!!! Lindo poema.
    Abrazos efusivos.

  4. Hola :

    Me llamo Angelica Balmaceda soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Creo que su sitio es muy atractivo para los usuarios que lo visitan, es por ello que solicito su permiso para incluir un enlace de su sitio en mi web.

    Si estas de acuerdo házmelo saber enviando un mail a angelica.balmaceda@hotmail.com

    Angelica Balmaceda

  5. Precioso poema…!!! Qué no serás capaz de escribir cuando el ambiente sea dulce y apacible, si has sido capaz de dejarnos esta maravilla… cambiando una rueda!!!
    Felicidades, mi Julie…

  6. …y todo es porque existes.
    Julie, no me importaría que te tuviesen que cambiar las cuatro ruedas, está visto que tu musa está ahí.
    Me ha encantado.
    Un abrazo

  7. Un minuto de poesía… Un canto de amor… Un minuto de inspiración y de paciencia para encontrar en el poema, la espera… Bello minuto sin tiempo y sin espacio. Lucía

  8. Qué barbaridad, Julie, eres increíble. Sólo los grandes pueden escribir treinta y dos versos en una carretera oscura o en un garaje. Es la impaciencia convertida en espera y la espera en poema sereno. Me ha gustado. Un abrazo.

  9. Está visto y comprobado, incluso en un momento tan prosaico (cambiar una rueda) las musas bajan a ti con forma de tórtolas o cisnes. Estupendo.
    Besos.

Gracias por tus palabras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: