EN DECLIVE

•28 septiembre, 2016 • 16 comentarios

 

goya_dog

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Goya)

Trayectoria del humo, sintonía invisible
el polvo sobre el agua retenida en el centro
del río que no corre, del aire que no suena
y en los ojos, toxinas, por demás, virulentas…
La masa organizada de mosquitos se agrupa
una araña eremita se esconde entre los juncos;
el inocente perro, la malvada serpiente,
la rata roedora transita los entornos
y acaso, escucho al fondo los silbos de algún mirlo.
Paseo por la orilla de un río abandonado
me siento desarmada me puede lo insensible
Tengo sed, se desmaya mi cuerpo en los extremos
me ataca de improviso la estupidez humana:
necesito una fuente que alivie mi tristeza.

©Julie Sopetrán

ESE MOMENTO…

•14 septiembre, 2016 • 44 comentarios

1-img_3734

ESE MOMENTO…

Es igual que un suspiro que me trae la brisa
de la tarde rosada; me quedo confundida;
pocas veces se siente placentera la vida
pocas veces o al rato, la percibo sin prisa.

 Recibí aquel instante… fue al norte de tu risa
en ese bello lapso, cuando el sueño convida
a sentir el revuelo de algún ave perdida
que despierta el deseo de una pose indecisa.

 Era un soplo, un espacio presentido a deshora
un momento de magia, tan fugaz como eterno
era, como si el aire, me dibujara esquemas

 como un algo de aquello que es el aquí y ahora
y me fuera pasando las hojas de un cuaderno
en blanco, siempre en blanco, para escribir poemas 

©Julie Sopetrán

MARIPOSAS

•2 septiembre, 2016 • 23 comentarios

 

Frasco-de-mariposas

En el ruido del agua me invento mariposas
invisibles, ajenas, a la brisa del río,
vuelan, vuelan silencios, enigmas que en reposo
parecen tener alas en la tarde sin viento.
Cautivadoras, dejan su dicha en el espacio
no sabría decirte si es placer o tortura,
la caricia que expresa su roce entre las cosas
o el arte que transciende de su danza oscilante.
Acaso no ves nada, porque son como el aire
que al salir por la boca se pierde entre los ojos
y se llena de sueños: revuelo de palabras…
Luego, son mariposas, voces de las ausencias
que se paran y siguen buscando un verso libre
que las detenga al paso de alguna madrugada. 

©Julie Sopetrán

SOPETRÁN DE COLOMBIA

•24 agosto, 2016 • 52 comentarios

1-068

Después de unos días pasados en Colombia, vuelvo al día a día de este blog. Contaros la historia de mi viaje a Colombia sería muy largo, para ello ya les he prometido a mis amigos colombianos que empiezo a construir el blog SOPETRÁN EN COLOMBIA, muy parecido al que tengo de MAGIAS DE MÉXICO.  Pero unas palabras son obligadas para decirles que me he venido enamorada de un país que me ha mostrado muy bellos lugares, como Medellín, Santa Fe de Antioquia, Sopetrán… Lugares y gentes que me han llenado el alma de muy gratos recuerdos y deliciosas experiencias. Los niños, los estudiantes de la Normal Santa Teresita, las gentes de Sopetrán, las fiestas patronales, los jóvenes, los estudiantes, los ancianos… Ha sido en las escuelas, los miembros de el mismísimo Ayuntamiento, todos, me han premiado con su calor humano, su educación, su respeto, su cordialidad… Hemos compartido poesía, historia, hemos reído y llorado a la vez con esa emoción a flor de piel hermanada en palabra y sentimiento. Sólo quiero resumir con brevedad que ha sido un viaje precioso, uno de los más hermosos de mi vida.  La palabra gracias, es muy poca cosa para tanto recibido. Han sido sorpresas de condecoraciones a nivel nacional, como la Medalla que otorga el Senado de la República, Aquí vive la Democracia, en el grado de Caballero; entrega de la llave de la ciudad de Sopetrán; nombrarme hija adoptiva; recibir la medalla del “Orden al Mérito Social y Político Horacio Muñoz Suescun” categoría oro. Y todavía más y más generosidad de este pueblo colombiano que agradezco desde estas líneas. Don Gustavo Bustamante, creó con mi nombre una página en facebook, a mi que no me gustan las redes sociales… pero ahí está creo que cada momento vivido en Sopetrán. Don Darío Sevillano, historiador del lugar, al que después de casi cuarenta años he conocido en persona. Y el misionero idente, Domingo García, que un día nos encontramos en el Hospital de Guadalajara, en España, para hacer posible esta visita de hoy, sin ni siquiera proponerlo, pero sí, formamos parte del ayer en el hoy histórico de Sopetrán. Mi voz se ha escuchado en la radio, en la biblioteca, en las escuelas y, hasta he salido en la televisión que me diría cualquier niño sopetranero… y ellos, los niños, son los que me hicieron sentir importante. Las alboradas, que no conocía y que comenzaban a las cuatro de la madrugada. Las misas a la Morena de Sopetrán, las charlas en la Academia de la Historia, los profesores, las procesiones a la Virgen, la pólvora, el aguardiente, la música, el bambuco… las motos, la grandiosa vegetación, la deliciosa comida, el café o tinto, el mondongo, las arepas, los caballos, las fincas, los puentes colgantes, las frutas, el sabor a guayaba, el Cauca…
Quiero que sepas, amigo lector, que Colombia es un paraíso y que allí me han tratado como a una reina. A los quince años, buscando en el diccionario Espasa, la palabra Sopetrán, supe que era un municipio de Colombia, soñé visitarlo algún día, y os aseguro que los sueños se cumplen cuando menos lo esperas en el tiempo. Ese sueño que tenía que ver conmigo, se ha cumplido hace unos días.
Gracias Gustavo, Darío, Domingo, Viky, pueblo de Sopetrán, Ayuntamiento, a la Doctora Nidia Marcela Osorio Salgado, a Colombia, a las personas con las que ya me había escrito antes, a las que he conocido ahora, a todos, gracias por tanto que me han dado, no sé si lo merezco, pero haré lo posible para que así sea. Les quiero y si dudas dónde quieres ir a pasar las vacaciones, yo te recomiendo Sopetrán, de Colombia.

La poetisa Julie Sopetrán, condecorada en Colombia.

REVUELO EN COLORES

•23 julio, 2016 • 47 comentarios

 

proxima-subasta-segre
Pintura de Fernando Zobel

Lo seco, lo verde, lo pardo, lo azul
o un juego de risas en la tarde dulce
que deja en las hierbas los brillos dorados
lo gris y lo rojo sin lluvia en los labios
que es un amarillo viso tornasol.
 

Lo negro y lo blanco, tu voz en mi voz
que roban al sueño los tiempos de apego
y tiñen palabras de rosa inquietud
o alquimia, deseo del rito que expresa
pigmento de besos en oro esmaltado
o naranja en brillo de tus sombras ocres.

 Violácea lumbre, matiz la creencia
de estar en los cielos inventando gamas
de estrellas, cual flores que no se marchitan
y voy deshojando por las nubes-barcos
que luego, son ríos de la ensoñación.

Bóveda en colores, comba en movimiento
tu voz en mi voz y es… tan vivo el instante
que revuelas dentro. Tan dentro,
¡tan dentro…!

©Julie Sopetrán

 

UN CAMBIO ESTACIONAL

•23 junio, 2016 • 32 comentarios

 

1-IMG_3698

Mi boca se pasea por tu talle
lleva el alma encendida entre los besos,
se refugia en la sombra de tus huesos
y se pierde en las magias de tu valle.

Mi boca se pasea por tu calle
borracha de caricias y embelesos,
disfrutando de todos los excesos
hasta que el sol la queme y la avasalle.

De candela vestida va mi boca
disfrutando el vergel de tu figura
deshaciendo en el tacto, la caricia

Tu arroyuelo en el mío desemboca
tu abrazo se acomoda en mi ternura
sabiendo que el amor es la primicia.

©Julie Sopetrán

LITOFONÍA

•17 junio, 2016 • 33 comentarios

FOREIGN201410171531000128770299155

Inmóvil, en un período de descanso
cuando la luz se adentra
por el centro de todas las esquinas
cuando la nada es mística
y la esencia del jade se respira
en el vacío de la tarde-noche,
en ese momento, todo el tiempo se rompe
y la luna se esconde
y la negrura de los alrededores
exhiben el reflejo
de una vela encendida,
en la nostalgia de saberte lejos,
cerca;
así, en la luz de la penumbra
ya me siento inmortal
esperándote.

©Julie Sopetrán

 

 
A %d blogueros les gusta esto: